lunes, 13 de septiembre de 2010

Cenizas

Trata de buscarla... arroja del escritorio al suelo todos los papeles, volantes, papelitos, cds y eteceteras inimaginables.  Revisa uno por uno, pero nada.  Abre desesperadamente cajón por cajón, implora al cielo por un poco de ella.  Lo motiva el dolor, ese angustia auto-generada quizás por no poder tolerar todo lo bueno que lo rodea.  Es que en él la ha encontrado siempre, ineludiblemente allí reside permanentemente.  Otros sentimientos lo intentan convencer de su paradero, pero sabe que en el primero mencionado no habrá escondite. 
Contempla las estrellas como inspeccionándolas una por una.  Navega sin éxito por un montón de recuerdos colgados en internet.  Tampoco allí.  Decide relajarse, toma lentamente un nuevo cigarrillo.  El cuarto en penumbras se ilumina por la llama de otro producto "made in china".  Visiones de otros momentos de visiones con la lumbre del tabaco encendido.  Se levanta de la silla, camina por techos y paredes incesantemente.  Se pone de cabeza y se acuesta debajo de la cama.  Algunas de esas formas lo han encaminado hacia el objetivo cuando adolescente.  Se detiene a pensar, pero no piensa nada, cuando lo aborda una ráfaga de ideas.  Brotan de sus manos algunas lineas, aún no se siente seguro de saber si se acerca o se aleja.  Relee en su mente algunas ocurrencias y se ve en la noctambulidad que lo atrapa, casi inmóvil.  ¿Estará en aquel baúl donde residen los últimos pocos juguetes de su infancia?.  Vuela su imaginación y respira saboreando el aire con sabor a triunfo.  Se pierde en algunos recovecos y le parece que la ha hallado, siente cuando la besa que nunca la ha perdido.  Es claro que es esa sensación punzante la que lo empuja a la búsqueda, pero también ve iluminando su rostro cuando detecta al fin que se ve impulsado también por la pasión, por el amor desenfrenado que por ella siente.  Sabe que es fuego, sabe que si se detiene se quema, pero por instantes, tan sólo quizás unos fragmentos de segundo, todo queda en pausa; su unión es eterna.  El encuentro esperado, el ansiado momento que tanta ansiedad le suscita, terminó de dar con las señales para reencontrarse con su romance mas importante, con su amor mas real... otra vez se hace cenizas en brazos de su amada inspiración.

6 comentarios:

crua chan dijo...

buenisimo! muy bueno felix!
Inspiración! cuantas veces corro y no te puedo alcanzar?

mery dijo...

lindo placer el de escribir....poder compartirlo....me encanto este texto me volo la peluca...

"FeLiX" P Contartese dijo...

Gracias Crua Chan!
Gracias Mery Poppins!!

Pelota dijo...

Felix simplemente Gracias!!!!
Como cuando alguien aplaude a un musico yo hoy me pongo de pie y lo aplaudo!!!
Muy buen Texto!!!!

Valeria dijo...

y qué sería de tu amada inspiración si no la compartís con otros?! muy lindo!

Valeria dijo...

y qué sería de tu amada inspiración si no la pudieras compartir con otros? muy lindo!