sábado, 19 de junio de 2010

Fuego y agua, muerte y resurrección en la casa de mis palabras

Puedo detonar tu mente con mil imágenes tan sólo usando palabras, puedo llegar a herirte disparando desde mis labios sin soltar el dedo del gatillo de mis pensamientos, puedo llegar a destruir todo lo que conocimos con tan sólo un puñado de silabas.   Puedo hacer lo que quiera con mi vida, pues es mía... tu puedes hacer lo mismo con la tuya y te invito a que lo hagas antes que alguien tome la iniciativa por ti.  Desenfrenado, casi siempre desbocado, muchas veces atolondrado.  Sangran mis oídos, ¡no sabes!, al lugar donde fui la gente no vive, tan sólo agoniza en constante sueño volados de pesadillas. 
Leerán y calificaran, quizás dirán ahora que soy Emo, cuando siempre fui un poco loco (¿Quién puede decir que no lo es?).  Ciclotimia en el alma que se ve arrastrada por la precisión quirúrgica de mis letras que cortan, operan, amputan, arreglan, rearman, extraen, suturan un paciente loco en una camilla mágica que se pasea por el quirófano de la ciudad que reclama por almas que aún sueñan (las otras ya las tiene en la palma de su mano izquierda).

Disparos al cielo, clemencia al infierno, hadas malignas, duendes sangrientos.  ¡Todo al revés! La pesadilla es sueño, el amor es sangre, la vida es muerte, la verdad es mentira.  Simples convenciones en las que creemos, tenemos fe en infinitas palabras que desatadas no tienen sentido.  Prosa en el aire, conexiones que se aceleran y reproducen, canciones electrónicas, robots y maquinas generando el sonido del universo que viene, el futuro que ya es, controlados por cables y maquinaria que quiere seguir gobierna nuestras acciones.  Vida alienígena en mi cerebro, flotan partículas de delirio sobre el mar de ideas que se golpean entre si hasta caer vencidas al piso... chocolate derramado, dolor encubierto, lagrimas tragadas.  Tipeo como golpeando letras:  Sensible, Hipersensible, Insensible, Calmo, Intrépido, Extremo, Arremolinado, Apasionado.

Expectativa del resto, expectativa de uno, metas imposibles, sueños que nunca uno sueña. Tengo siempre la sensación de ser un niño, buena por el lado de asombro y maravilla, no tan buena en la perspectiva de los mayores... comienzo igual a ver que en la pureza del niño es que reside la pureza del ser, dejar atrás los miedos.   ¡¡Otra vez veo el gran Sol, puedo respirar en paz y dejar todo esto en otro instante, ahora es un nuevo momento en donde es claro que el tiempo es realmente tan infinito que si nos olvidáramos constantemente de la vara de la vida en términos terrenales veríamos que podemos ser eternos!!

3 comentarios:

Gala dijo...

¨ La pesadilla es sueño, el amor es sangre, la vida es muerte, la verdad es mentira ¨ Esta es la frase que más me gusto Felix. De a poco voy leyendo los textos. Abrazo!

enlaesquinaparasiempre dijo...

que universo mas interesante el tuyo! me encanto lo que leí...
gracias por compartir tus palabras.
saludos

"FeLiX" P Contartese dijo...

Gracias!!!